Hablar del estudio Ghibli es hacerlo preferentemente de sus largometrajes, gracias a los que se ha ganado su merecida fama. Sin embargo, como la cosecha es generosa, entre una película y otra, se hicieron cargo de diversos encargos de menor envergadura. Uno de ellos se titula Nandaro (en castellano, literalmente, “¿Qué será”), que son 4 spots publicitarios de 5 segundos y uno de 15, en los que la mascota de Tokuma se pasea por la pantalla y que se utilizó para anunciar un programa de esa cadena. Si se tituló así fue porque ni los propios directivos de la cadena sabían de que clase de animal se trataba.

Durante ese mismo año, 1992, hicieron Sorariro no tane, un spot conmemorativo del 40th aniversario de la Nippon TV Network. Dicho spot está basado en un libro escrito por Reiko Nakagawa y que cuenta con ilustraciones de Yuriko Omura. En él, un niño planta una semilla del color del cielo (de ahí su título) y de ella crece una casa con animales. Es destacable que este spot tiene un grafismo completamente alejado del que nos tiene acostumbrados, ya que imita el de las ilustraciones del relato.

Otro trabajo del que tenemos noticia es el conocido On your mark, un videoclip para una canción del mismo título del dúo japonés Chage & Aska, que se proyectó antes de las proyecciones de Mimi wo Sumaseba y al comienzo de los conciertos del dúo, que son grandes admiradores del director. En este videoclip se nos narra como dos policías (que realmente son caricaturas de los cantantes) salvan a un ángel de una caótica ciudad, con unas escenas de persecución al más puro estilo de El castillo de Cagliostro. Pero en esos 6 minutos y 40 segundos de metraje no sólo se trata de entretener al espectador, ya que Miyazaki imagina cómo podría ser el futuro y muestra un mundo enfermo, donde la gente ha perdido las ganas de vivir, y en el que el ángel protagonista se presenta como la salvación. Aquellos que ya lo hayan visto probablemente han pensado que el estudio Ghibli ha debido aceptar ciertas ayudas por parte de compañías como Coca-Cola o Alfa Romeo, porque en el videoclip se pueden ver latas de la fábrica de refrescos, a la vez que los policías conducen un coche de esa marca.

Y hablando de publicidad, durante el 2001 se encargaron de hacer una campaña de publicidad para la Asahi Beverage Company, en concreto para su nuevo producto, Umacha. Son 30 segundos de animación en los que se utilizan las mismas técnicas que en Tonari no Yamadakun en cuanto al tipo de coloreado, aunque con un grafismo algo más realista. Existe un segundo anuncio para la misma campaña, y en ambos casos también existe una versión de imagen real de cada anuncio.

Puede que ya hayas visto alguna vez unas tiras cómicas del estudio Ghibli, que se publicaban en la revista Animage y en alguna página web que otra. Su protagonista, Nonaka, es una caricatura de un empleado del estudio, y en ella se describen diferentes momentos de su vida en clave cómica. El asunto es que se emitía un especial de televisión sobre el estudio y su producción (Sen to Chihiro no Kamikakushi). Allí se entrenó Ghiblies. Un corto de animación de 20 minutos en que se narraba la vida de un estudiante ficticio llamado “Ghibli” (¿les suena?) y la gente que allí trabaja, todo ello con estudio gráfico que es un cruce entre el estilo de las tiras y las nuevas técnicas desarrolladas para Tanari no Yamadakun.

[Dokami Magazine]